Psoriasis

PSORIASIS

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, no contagiosa, afecta predominantemente a los adultos y se encuentra dentro de las primeras diez causas de consulta dermatológica, la cual no tiene cura, pero puede ser controlada (sin lesiones ni complicaciones) con la debida atención dermatológica. Puede afectar cualquier área de la piel, sobre todo en brazos, codos, piernas, rodillas y cabeza; se caracteriza por la aparición de placas realzadas eritematosas (rojas), de pequeño a mediano tamaño, cubiertas por escamas blanquecinas y prurito intenso (comezón), que en ocasiones por el rascado puede llegar a tener leve sangrado. Se clasifica en leve, moderada y severa.

Existen factores internos (genético) y factores externos (infecciones, medicamentos, estrés) que son activadores de la psorias; una vez diagosticada, deberá recibir el tratamiento correcto, que es a base de medicamentos tópicos como la urea, el calcipotriol, combinado con corticoides o tratamiento sistémico a base de medicamentos orales o subcutáneos (biológicos, que son de uso exclusivo médico). Además se deben tener cuidados especiales en su piel como el uso de dermolimpiador sin jabón ni perfume, aplicar cremas emolientes varias veces al día, evitar traumatismos (rascado, heridas), uso de antisépticos y no automedicarse (aplicación de cremas o pomadas recomendadas por personas que no son médicos).

Si la psoriasis no se controla, puede empeorar, extendiéndose al resto del cuerpo; o en un pequeño porcentaje a las articulaciones, evolucionando a una artritis psoriásica. En las más recientes investigaciones publicadas en revistas médicas científicas se ha comprobado que la psirasis no controlada ocasiona una inflamación sistémica, acelerando la aparición de diabetes, obesidad, hipertensión, dislipidemia (elevación de colesterol y triglicéridos) con un aumento en el riesgo de infarto al miocardio.

Esta enfermedad tiene un alto impacto en la calidad de vida de los pacientes, ya que por desconocimiento de la psoriasis, aún algunas personas piensan que es contagiosa o que se trata de tiñas (hongos en la piel), por lo que sufren de discriminación, incluso algunos pierden su empleo por esta causa o por el ausentismo laboral que condiciona y en ocasiones tienen problemas familiares o con sus parejas, lo que conlleva a padecer depresión.

Es por esta razón, que es muy importante que todos los pacientes con psoriasis sepan que existe tratamiento para controlar su enfermedad y que los dermatólogos los orientaremos para darles una excelente atención, en conjunto con otros especialistas.

Si usted padece o conoce a alguien que padece psoriasis, busque a un dermatólog@ que sabrá ayudarlo y responder a todas sus dudas.

——
Dra. Martha Alicia Aceves Villalvazo
Dermatóloga y Dermatóloga Pediatra
Adscrita al Servicio de Dermatología del ISSSTE “Valentín Gómez Farías”
Práctica privada en Dermika, Centro Dermatológico Laser
Tel: 33-36200484
www.dermika.com.mx
Guadalajara, Jalisco

X