Hemangiomas

HEMANGIOMAS

Las alteraciones vasculares cutáneas están representadas por dos grandes grupos de lesiones: los hemangiomas y las malformaciones vasculares.

Las malformaciones vasculares y la mayor parte de los hemangiomas son lesiones benignas, su importancia radica en que una gran mayoría de ellas aparecen en la cara, representando un problema estético.

Las lesiones extensas son importantes por su tamaño y por que a menudo, comprometen estructuras profundas asociándose a alteraciones funcionales.

Etiopatogenia
La patogénesis (origen o causea) de las alteraciones vasculares es poco conocida.

Hallazgos y cuadro clínico
Generalmente no están presentes al nacimiento, la mayor parte (88%) aparecen en los primeros días o semanas de vida. Inician como una peca o pápula eritematoviolácea elevada sobre la piel, la cual continuará creciendo hasta alcanzar su máximo desarrollo de 6 a 8 meses después. Su crecimiento se detiene espontáneamente y de ahí en adelante iniciará su involución y remitirá entre los 3 a 7 años de edad.

Las lesiones pueden ser de distintos tamaños, bien delimitadas, irregulares y rojo-azuladas (esponjosas). Se pueden localizar a nivel de la piel (rojas) o debajo de la piel (azulado) o la combinación de ambas. Suelen localizarse en la cara, llegando al labio y la mucosa oral, pero pueden afectar otras áreas de la piel (espalda, región genital y extremidades).

Tratamiento
Anteriormente el tratamiento era esperar su involución. Actualmente se recomienda comenzar con el tratamiento precoz de las lesiones iniciales pequeñas, sobre todo en zonas de riesgo y de crecimiento rápido.

Posibilidades terapéuticas: crioterapia por contacto y láser. En casos resistentes al tratamiento o graves, tratamiento sistémico con corticoides, interferón alfa, quirúrgico o embolización.

El tratamiento con laser en los hemangiomas es eficaz, el laser colorante pulsado es considerado el “gold standard” para el tratamiento de las lesiones vasculares en la edad infantil y adulta. La luz emitida por este equipo es absorbida específicamente por vasos sanguíneos, haciendo que éstos se colapsen y sean menos visibles.

El laser de colorante pulsado es un laser que emite una luz a una longitud de onda fija. No es un tipo de radiación como puede ser la radioterapia que se utiliza para el tratamiento de algunas enfermedades, por lo tanto el laser de colorante pulsado no produce cáncer. La respuesta al laser en edades tempranas puede ser en ocasiones muy satisfactoria

Recomendamos una valoración lo antes posible con un dermatólogo especialista en láser para que determine el momento más oportuno para empezar con dicho tratamiento.
———

Dra. Ileana Elizabeth Arreola Jáuregui
Dermatóloga y Cirujana Dermatóloga
Rubén Dario 1208
Piso 3 esq. Florencia,
Colonia Providencia
Guadalajara, Jal.
www.dermacentermx.com

X